TRICKING

Difunde el tricking

Hablar de tricking no es hablar de algo concreto ni definido. Más aún teniendo en cuenta que se trata de una disciplina deportiva (no un deporte), que reúne técnicas y movimientos de modalidades muy diferentes. Además sigue en constante cambio y evolución. Se puede afirmar casi con total seguridad que el tricking como tal, no tiene técnicas originales de la propia disciplina. Conviene pues que primero leas el apartado Historia del Tricking.

Si ya te has leído dicho apartado con atención, comprenderás que proviene de las artes marciales sin ninguna duda. He aquí la razón por la que en muchas comunidades alrededor del mundo es llamado en realidad Martial Arts Tricking. En español sería algo así como artes marciales acrobáticas. Dado mi origen marcial, yo me incluyo entre ellos (aunque ésta es solo mi opinión).

Sin embargo el tricking no es un arte marcial, ya que en absoluto sirve para la autodefensa (a no ser que quieras fascinar a tu oponente para salir corriendo). Aunque incorpora movimientos de diferentes disciplinas de baile tampoco puede definirse como tal. Y tampoco es una disciplina rígida como la gimnasia artística o el patinaje sobre hielo, ya que el estilo es algo muy personal e importante en el tricking. Ahora mismo te sientes confundido porque solo te he dicho todo lo que no es, pero sin embargo sí que lo es. ¿Te queda más claro? XD

¿Qué es el tricking?

El tricking incorpora técnicas de artes marciales como el taekwondo, wu-shu o capoeira, acrobacias de gimnasia artística o movimientos del baile como el breakdance o ballet. Además procura mantener la fluidez del baile, la potencia de la gimnasia artística y el componente estético marcial.

Sin embargo se aleja cada día más de su origen, adentrándose cada vez más en un terreno nuevo: el freestyle. Pero lo que define el tricking no es una lista de movimientos, ni una forma de ejecutarlos, ni una estética. Lo que lo define es precisamente lo que no se ve: el espíritu.

Y como una imagen vale más que mil palabras, aquí te dejo un vídeo de ejemplo con dos de los mejores trickers de la actualidad: Michael Guthrie e Ilya Vytorin.

Si hay algo que defina al tricking es el perfeccionamiento, la autosuperación, la creatividad, la innovación. Un tricker siempre busca nuevas formas de ejecutar movimientos. Bien con una nueva entrada, bien en un nuevo combo o con una variación que no había probado antes. Siempre busca el más difícil todavía. Pero sobre todo, un tricker siempre busca ir más allá y romper sus propios límites.

El tricking en realidad es un modo de vida. Tienes total libertad para incorporar movimientos nuevos y desarrollar o evolucionar otros ya existentes. El único límite es tu imaginación. Has de saber que el tricking puede no llegar a gustarte nunca. Pero si te ves infectado por el veneno, jamás volverás a ser el mismo, porque ya no hay vuelta atrás.

No esperes dominarlo en seis meses. En un año quizás hagas todos los básicos. Pero lo que sí te aseguro es que si no lo dejas, un día te despertarás sorprendido porque no podrás dejar de soñar con esto.

LÁNZATE

En cualquier caso, si después de lo que has leído sigues con ganas de aprender tricking, visita el post sobre cómo empezar.